Sports Capital Partners, un golazo de inversionistas inmobiliarios

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

Es increíble cómo pasa el tiempo: hace ya 15 días estábamos en Punta Cana dando comienzo a las actividades de la Convención de Emprendedores Inmobiliarios 2018. Fue una experiencia maravillosa que nos dejó grandes enseñanzas. Para mí, una de las más importantes fue constatar que la industria inmobiliaria navega en aguas mansas, con buen viento y buena mar.

Ya sabemos, porque el pasado nos lo enseñó, que no es una situación en la que nos podamos confiar. En cualquier momento, por los vaivenes de la economía mundial, se produce otra burbuja y todo se viene abajo. Ojalá no se dé, ojalá la calma y las buenas condiciones sigan por mucho tiempo, porque la industria está en una etapa de crecimiento, de desarrollo, de oportunidades.

Eso, sin duda, es lo más importante. Cada día, la vida nos brinda oportunidades y muchas veces por razones que después no entendemos las dejamos escapar. O quizás tomamos una oportunidad que no nos conviene, solo por capricho, y después nos arrepentimos. Y de pronto, sin estar convencidos del todo, nos inclinamos por una que resulta ser la mejor de nuestra vida.

Antonio Hánna, presidente de Fiabci Las Américas, y Larissa Ortiz, representante de República Dominicana en la NAR (National Association of Realtors, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, nos ofrecieron testimonios contundentes del buen presente de la industria inmobiliaria en América Latina. Las cifras que revelaron y los estudios que citaron no dejaron lugar a las dudas.

De la misma manera, otras importantes personalidades que engalanaron el evento con su presencia, como mis amigos Iván Carlucci y Aldo Stagnaro, de Panamá, estuvieron en la misma línea. Y yo, que soy un optimista al ciento por ciento, creo que más allá de las dificultades normales, el presente de la industria inmobiliaria es bueno y ha buenas perspectivas para el futuro.

Una muestra de ello es que inversionistas que no pertenecen a la industria posan sus ojos en ella, porque ven que hay una buena oportunidad de inversión. Es el caso de Sport Capital Partners, un fondo de inversión creado por la inmobiliaria española Medcap Real Estate, que dirige el empresario Dimas de Andrés Puyol. Su socio en el proyecto es el agente FIFA Vicente Florés Llácer.

Medcap Real Estate, que pertenece en su totalidad a la familia De Andrés Puyol, se define como una inmobiliaria boutique, especializada en la compra de locales en las mejores ubicaciones. Es casero de, entre otras, marcas reconocidas internacionalmente como Louis Vuitton, Desigual, Starbucks, y Apple. Sus activos se valoran en 385 millones de euros (440 millones de dólares).


Emil Montás - EmilMontas.com

Las oportunidades no llegan solas, no llueven del cielo: hay que crearlas, hay que propiciarlas. El ejemplo de fondo de inversión Sports Capital Partners nos enseña que no se necesita ser experto en la industria inmobiliaria para realizar inversiones atractivas y rentables. Los consultores inmobiliarios debemos estar atentos para identificarlas y aprovecharlas.

​El Consejo de Emil

Hasta allí, nada extraordinario: un grupo de inversionistas ve una oportunidad para obtener réditos y decide que la mejor opción es la industria inmobiliaria. Sin embargo, es no es toda la historia: los inversionistas son reconocidos futbolistas de las ligas de España, Francia e Inglaterra, cuyos nombres, por supuesto, se han mantenido en reserva. ¡Esa sí es una noticia!

El capital reunido para iniciar este proyecto es de poco más de 34 millones de dólares (30 millones de euros). De acuerdo con lo que se sabe, Sports Capital Partners construirá una cartera compuesta por varios activos en el mercado minorista. El objetivo es atraer más inversionistas que busquen diversificar su patrimonio con objetivos de rentabilidad fija, pero también de bajo riesgo.

De hecho, ya se concretó la primera inversión del fondo de capital: adquirió un inmueble de 2.500 m2, que fue arrendado en su totalidad, en un convenio a largo plazo, por el prestigioso grupo El Corte Inglés. El bien está ubicado en Jerez de la Frontera, una ciudad de la provincia de Cádiz, en la comunidad de Andalucía, en el sur de España, a 12 kilómetros del océano Atlántico.

“El mercado inmobiliario se encuentra claramente en una fase expansiva, a mitad de un ciclo alcista, y las previsiones es que, al menos en España, siga creciendo hasta 2022”, dijo De Andrés a los medios de comunicación. La falta de oferta de calidad y la buena rentabilidad son los factores que se conjugan para que la industria inmobiliaria sea atractiva para estos inversionistas.

De acuerdo con lo establecido, durante el primer año las inversiones se concentrarán en España y Portugal, un país que ofrece condiciones muy atractivas para los inversionistas. Sin embargo, a mediano y largo plazo están en la mira otras capitales como Madrid, Barcelona, Lisboa y Oporto, pero también otras ciudades como Sevilla, Bilbao, San Sebastián y Alicante. Es muy ambicioso.

La intención de Sports Capital Partners es reunir activos comerciales en alquiler en ubicaciones estratégicas, lo que en el sector se denomina prime retail. El tipo de inmueble que interesa al fondo de inversión es aquel que representa un activo de valor añadido que requiera pocas mejoras para atraer a un gran inquilino con el que se puedan obtener rentas de entre 3 y 20 millones de euros.

“Estos entornos se sitúan muy por encima de los que ofrecen las Socimis (Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario) y los fondos de inversión tradicionales debido a la profunda especialización del equipo gestor y a que aglutinan toda la cadena de valor del proyecto, aseguró De Andrés. No cabe duda de que esta iniciativa es todo un golazo…


Comments

comments