¿Quieres tener éxito? Debes ser un profesional integral

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

Tú estudias, tú investigas, tú planificas, tú aplicas el libreto tal cual te lo enseñaron, tú inviertes y le ofreces al mercado lo mejor de lo que dispones. Sin embargo, a la vuelta de la esquina te das cuenta de que no recibiste la respuesta esperada, de que el mercado no escucha tu mensaje.  Es, entonces, cuando surgen los interrogantes que incomodan: ¿qué pasó?, ¿por qué erré?

“Es lo mismo que había hecho en otras ocasiones, las mismas estrategias que ya me habían dado buenos resultados. ¿Qué pasó ahora, entonces?”. La verdad, la respuesta es más sencilla de lo que parece, pero también es una respuesta que pocos (quizás nadie) quieren escuchar: el mercado cambia, los clientes cambian, y por eso nuestro trabajo debe cambiar y adaptarse a esa realidad.

Esta, sin duda, es la mayor dificultad a la que nos enfrentamos quienes hacemos negocios, en especial a través de internet. Por cuenta de la tecnología, de los nuevos y poderosos recursos y herramientas que aparecen con frecuencia, debemos ajustar nuestras estrategias, campañas y formas de trabajo. Después de superar las dificultades, de dejar todo listo, vuelva a comenzar.

Por eso, la necesidad de capacitarnos permanentemente, de actualizar el conocimiento, de adquirir habilidades, de estar en permanente contacto con el mercado y con colegas (o con la competencia, como la quieras llamar) para estar al tanto de cómo evoluciona el mercado. Porque, mal que nos pese no lo podemos cambiar, la única realidad es que la evolución es constante.

Esa es una de las razones por las cuales desde 2017 me di a la titánica tarea de organizar un evento en mi país, con el fin de acercar el conocimiento de alto nivel a quienes somos parte de la industria inmobiliaria. El objetivo de la Convención de Emprendedores Inmobiliarios no es otro que poner a disposición de todos las herramientas, recursos y estrategias efectivas hoy.

Y tengo que hacer hincapié en el hoy, porque en esto del marketing digital y la tecnología el ayer no existe. A pesar de que muchos sigan anclados allí, de que muchos sean reacios a dejar atrás lo que ya no se puede cambiar. Y sé que es algo difícil de aceptar, porque en algún momento de mi vida me costó trabajo entender cuál es la nueva dinámica y cómo tengo que adaptarme a ella.

Por eso, testimonios como el de mi amiga Tamara Finch, chilena de nacimiento y dominicana por adopción, me generan tanta satisfacción. Ella captó el mensaje de manera perfecta: hoy, lo que la industria inmobiliaria pide a gritos es que haya consultores integrales, capacitados no solo para vender propiedades, sino especialmente para atender las necesidades de cada cliente.

El más grave de los errores que se cometen en el ámbito laboral, no importa si eres un emprendedor o una gran empresa, es la resistencia al cambio. La dinámica de la evolución es constante y nada la detiene. Por eso, la premisa para quienes hacemos negocios, dentro o fuera de internet, es transformarnos en profesionales integrales, especialistas en brindar soluciones.

​El Consejo de Emil

“La verdad es que cada presentador dejó una huella muy importante, realmente. Me di cuenta de la importancia de manejar la tecnología hoy en día. El mundo está globalizado, así que hay que usar todas las herramientas que nos entregaron”, dice Tamara. Y tiene toda la razón: no hay que ser expertos ingenieros, pero sí requerimos estar al día en la evolución de la tecnología.

¿Para qué, por qué? Para estar en capacidad de responder adecuadamente a las inquietudes y necesidades de tu cliente. Porque si tú no estás al día, si tu formación tiene vacíos, si tus estrategias no son eficaces, tu cliente te dejará y buscará una mejor opción, alguien que sí pueda darle lo que busca. No es un capricho, no es una moda: es una exigencia del mercado.

Y como lo dice Tamara, no es algo exclusivo de los temas relacionados específicamente con la venta. “Lo que me dejó mucho aprendizaje fue lo que dijeron acerca de la comunicación. La forma que tú tienes para comunicarte con tu cliente, escuchar al cliente, cómo manejar esas objeciones, cómo tener éxito en el cierre de tu venta. La comunicación es la base de la relación con tu cliente.

Por eso, no puedes darte el lujo de mirarla con recelo, de hacerla a un lado en la planificación de tus acciones. Brindar contenido de valor es la estrategia más económica, más efectiva y que mayor impacto genera entre tus clientes, de ahí que la habilidad de la comunicación, en el formato con el que más te identifiques y a través de los canales en donde está tu cliente, es algo imprescindible.

“La verdad es que quedé gratamente sorprendida porque no sabía que iban a abarcar el mundo inmobiliario de manera tan integral”, afirma Tamara. La verdad, mi querida amiga, es que hoy no hay otra forma de abordar nuestro trabajo: necesitamos ser profesionales integrales, capacitados para darle al mercado lo que este requiere y para satisfacer las necesidades y caprichos del cliente.

Si me conoces o si sigues mis publicaciones a través de diferentes canales digitales, sabrás que soy un apasionado del estudio, del aprendizaje continuo. No escatimo recursos para actualizarme, para adquirir conocimientos y habilidades que me permitan ser la mejor alternativa del mercado. Y eso es, precisamente, lo que me esfuerzo en transmitirles a mis discípulos, como Tamara.

“Como voy de la mano de Emil, creo que el proceso va a ser mucho más limpio, rápido y efectivo. Ya no voy a tener un camino con tantos recovecos, sino que voy de la mano de un profesional, del mejor, creo yo. Impagable, invaluable. Qué alegría me da saber que personas como Tamara Finch valoran y aprovechan el conocimiento que está a su disposición para transformar su vida.



Comments

comments