Pasar a la acción, lo que rentabiliza tu inversión

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

La primera vez que estuve en un evento dirigido por Álvaro Mendoza, el Padrino, mi primer mentor en los negocios digitales, me llamó la atención la frecuencia con que repetía una frase: “si no pasas a la acción, nada de lo que aprendiste acá te va a servir, ninguna herramienta te va a servir, ningún negocio va a funcionar”. Hoy agradezco haberle hecho caso, porque mi vida cambió.

Entrar al mundo de los negocios en internet no es algo fácil, lo sé por experiencia propia. Si bien soy una persona a la que le gusta la tecnología, que disfruta con los juguetes que esta nos proporciona, no pertenezco a la generación digital. Por eso, de la misma manera que puede ocurrirte a ti, necesité hacer un buen esfuerzo para ponerme a tono con las exigencias del siglo XXI.

Te confieso que cuando decidí que quería que Álvaro Mendoza fuera mi mentor, el aprendizaje no fue fácil. Tenía varios años de experiencia en la industria inmobiliaria y un par de quiebras como lecciones más grandes. Sin embargo, el mundo virtual es distinto, te exige aprendizaje constante, formación en diferentes frentes, mente abierta a los cambios y mucha tolerancia y paciencia.

Y, si me conoces, sabes que el día que repartieron la paciencia yo estaba en la playa. Me gusta que todo esté ya, que se dé de inmediato. Lamentablemente, el mundo de los negocios digitales no funciona así. Primero tienes que aprender y luego tienes que probar y errar, probar y errar, volver a probar hasta que consigas el objetivo propuesto. Un proceso que puede desanimar a cualquiera.

De hecho, una de las razones por las cuales muchos negocios digitales fracasan es porque se quedan en la fase de implementación. Sí, sus gestores nunca están satisfechos con el resultado obtenido, siempre encuentran un pero y aplazan una y otra vez la puesta en marcha de su negocio, hasta que lo condenan al fracaso. Y quizás era una buena idea que nunca llegó a ser.

¿Por qué te digo todo esto? Hace apenas una semana nos despedimos en Punta Cana, cuando cayó el telón de la Convención de Emprendedores Inmobiliarios 2018, y volvimos a la realidad cotidiana. No sé tú, pero yo aprendí muchísimo durante esos tres intensos días, gracias a las enseñanzas magistrales de los conferencistas, de los talleristas, de los panelistas y participantes.

La clave del éxito en los negocios y en la vida no está en el aprendizaje. Ese es el primer paso, lo básico, pero el conocimiento de nada te sirve si no lo conviertes en acción, si no lo llevas a la práctica. Habrá equivocaciones, habrá obstáculos, habrá momentos de duda, pero tan pronto te despojes de tus miedos comenzará una maravillosa transformación.

​El Consejo de Emil

Fue una experiencia muy enriquecedora en muchas formas. Te confieso que todavía estoy procesando la cantidad de información de valor que nos brindaron y no veo la hora de tener disponibles las grabaciones de las conferencias para verlas una y otra vez y sacar nuevos aprendizajes. En especial, porque quiero implementarlos en mi negocio tan pronto como sea posible.

Y esa, amigo mío, es la clave del éxito. No importa cuánto dinero inviertas en tu formación, no importa a cuántos eventos presenciales asistas, no importa cuántos cursos realices: si no pasas a la acción, si no ejecutas, tu inversión perderá valor y se convertirá en un gasto innecesario. Quizás suene un poco fuerte, pero es así: pasar a la acción es la única forma de rentabilizar tu inversión.

Una de formas más comunes de la procrastinación es esa de excusarnos en que estamos en fase de aprendizaje. Tomamos mil y un cursos, acudimos a mil y un eventos, implementamos mil y una estrategias, pero nunca pasamos de ahí. Y se nos va la vida sin que consigamos lo que deseamos, y los sueños se nos escapan como el agua entre los dedos. Y se van las oportunidades.

El objetivo de la CDEI 2018, la razón de ser del evento, era proporcionarte el conocimiento, los recursos y las herramientas necesarias para convertirte en la mejor opción para tus clientes, en un referente en el mercado, en el árbol más visible del tupido bosque. Estoy completamente seguro de que ese objetivo se cumplió, por la calidad de los conferencistas y el conocimiento compartido.

Sin embargo, nada de eso servirá si no lo llevas a la práctica. Con mi equipo de trabajo estamos satisfechos por lo que te brindamos, ya comenzamos a trabajar en la CDEI 2019 para que sea mejor, pero lo que más satisfacción nos daría sería saber que cuanto aprendiste hace unos días en Punta Cana te ha servido para ser mejor persona y un profesional más competente, más completo.

Dentro del cúmulo de enseñanzas que me brindó Álvaro Mendoza, quizás la más importante fue aquella de pasar a la acción. Mi vida cambió cuando comencé a actuar, a implementar, cuando dejé atrás mis miedos y puse en práctica lo aprendido. Pasar a la acción es lo que le da valor a tu inversión, lo que marca diferente entre ser la mejor elección del mercado o simplemente uno más.


Comments

comments