¿Eres inversionista? Aprovecha las ventajas del ‘house flipping’

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

¿Tienes 50 millones de dólares para hacer una buena inversión? Bueno, ya sé que no es una cantidad que uno suela llevar en la cartera, pero quiero advertirte que se trata de una de esas oportunidades que, sin duda, no se presentan dos veces en la vida. Te aseguro que el vecindario es bueno, tranquilo, seguro y que, sobre todo, quizás te conviertas en una gran estrella.

No es una broma, ¡lo juro! Es un excelente ejemplo de cómo el mercado inmobiliario es un abanico de muy buenas oportunidades para quien tiene olfato para los negocios, está bien asesorado y, claro, posee algunos millones de dólares en su cuenta corriente. Como el caso del cantante estadounidense Adam Levine, líder del grupo Maroon 5, protagonista de esta historia.

¿Sabes de quién se trata? Es una de las grandes personalidades del espectáculo en Estados Unidos, jugado el programa The Voice (La Voz), uno de los más vistos en la televisión de ese país. Además, a los 40 años es uno de los hombres más sexis del mundo y conforma con la modelo namibia Behati Prinsloo, un ángel de Victoria’s Secret, una de las parejas mediáticas del espectáculo.

La historia comenzó en agosto del año pasado, cuando Levine y Prinsloo adquirieron, por 35,9 millones de dólares, una espectacular propiedad en Beverly Hills. Dadas las características del inmueble, se presumía que se mudarían allí con Dusty Rose, su primogénita, pero no fue así. Esa es la noticia: la casa está en venta, a la espera de que alguien se anime a disfrutarla.

Fue diseñada en 1966 por el arquitecto Caspar Ehmcke, en un terreno de casi 5.000 metros cuadrados. Sí, leíste bien, cinco mil metros cuadrados. Lo escribo en número y en palabras para que no quede duda, para que no haya confusión. Cuenta con casa de invitados, garaje para cuatro coches, piscina, salones de descanso, dos cocinas y, por supuesto, bellos jardines californianos.

¿Sabes qué es lo mejor? Que está completamente dotada, amoblada con un fino gusto. Hay bellas luminarias suspendidas, paredes empapeladas, muebles modernos y rústicos de diferentes formas que se funden con el ambiente. Los espacios son, literalmente, encantadores. Es una de esas propiedades que, cuando las vemos en una película en el cine o la tv, nos pone a suspirar.

Levine la adquirió y se tomó unos meses para remodelarla, para ajustarla a su gusto, para darle su toque personal y, por supuesto, para valorizarla. No fue un trabajo caprichoso, ni improvisado: se asesoró de expertos en diferentes áreas y se gastó 7,8 millones de dólares en dejarla lista para la venta. Ahora, espera que aparezca un comprador dispuesto a quedarse con esta preciosa joya.

La mansión está dotada con dos pisos y cinco habitaciones, además de un comedor con una mesa para 12 personas, bar-cava y una cocina habilitada para un chef. Allí, los electrodomésticos son de acero inoxidable y se combina con la madera, lo que redunda en una bella mezcla de lo moderno y lo rústico. Si ves las fotos, quedarás asombrado de la calidad del trabajo de diseño y decoración.

El house flipping es una corriente que ha tomado fuerza en el medio de los millonarios del espectáculo, principalmente. ¿En qué consiste? En adquirir una propiedad, remodelarla, potenciarla y venderla a un precio mayor, para generar una interesante plusvalía. Lo mejor es que esta modalidad puede aplicarse en todos los rangos del mercado. ¿Cuándo conversamos?

El Consejo de Emil


Emil Montá - EmilMontas.com

El cantante Adam Levine y la modelo Behati Prinsloo, exitosos en sus carreras y en los negocios.


La habitación principal, en el segundo piso, no es una habitación común, sino una suite distribuida en poco menos de ¡600 metros cuadrados! Espacio suficiente para albergar un baño privado con una enorme bañera y un vestidor que, no te miento, es del tamaño del de un estadio. También hay una zona de descanso con un balcón desde el que se puede apreciar el inmenso jardín.

La propiedad, como dije, tiene una amplia casa de huéspedes completamente independiente de la casa principal, pero también con todas las comodidades deseables. Hay un gimnasio (enorme, por supuesto), una cancha de tenis y algo que me encantó: una cocina exterior con un horno de leña, ideal para las barbecues y reuniones con grupos de amigos en época de primavera y verano.

Una propiedad de este estilo, obviamente, es una tentación para los amigos de lo ajeno. Por eso, cuenta con un moderno sistema de seguridad con puertas eléctricas, circuito cerrado de televisión y guardas las 24 horas del día. Está claro que la privacidad es una de las premisas prioritarias para cualquier persona en este cotizado vecindario y, por eso, esta propiedad hace gala de ella.

Si estás interesado en la propiedad, puedes dirigirte a la Westside Estate Agency de Los Ángeles. Sin embargo, debo hacerte una salvedad: solo atienden a clientes precalificados que acrediten el perfil idóneo para negociar. Obviamente, te exigirán los extractos bancarios, la declaración de renta y, seguramente, también algunas recomendaciones de personas de reputación impecable.

House flipping, así se llama esta tendencia que ha tomado fuerza en los últimos años en el gremio de los famosos. Consiste en adquirir propiedades millonarias para reformarlas y venderlas en un breve período de tiempo, para así obtener mayores beneficios. Es una de las opciones que el mercado inmobiliario te ofrece si eres inversionista o si tiene un dinero que desees multiplicar.

Por supuesto, no necesitas buscar en este nicho de los megamillonarios. El house flipping aplica también para propiedades de mucho menor valor y ofrece buenos rangos de ganancia. Esta es una opción que suelo recomendarles a mis clientes cuando me dicen que tiene un dinero disponible y que desean rentabilizarlo. Si ese es tu caso, no dudes en consultarme: estoy para ayudarte.

Ah, antes de que se me olvide. No te preocupes por dónde va a vivir Adam Levine con su familia: acaba de comprar, a precio de ganga, nada más 32 millones de dólares, la casa que era propiedad de Ben Affleck y Jennifer Garner, en Pacific Palisades, también en California. Estaba a la venta desde hace tres años, cuando la pareja anunció su separación, y pedían por ella US$ 45 millones.


Comments

comments

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: