Educación y ‘networking’, la fórmula de los que son exitosos

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

Una de las manifestaciones más revolucionarias de la revolución digital (y perdóname la redundancia) es que nos dio la oportunidad de acceder al conocimiento de calidad a solo un clic de distancia. Una suerte de democratización de la educación, no solo porque permite que cualquiera obtenga el conocimiento, sino porque también lo puede hacer a costos muy bajos.

Una de las cosas que más me impactó de mi mentor Álvaro Mendoza cuando lo conocí fue saber que hace veinte años, cuando comenzó a hacer negocios por internet prácticamente no había con quién formarse y la información que había en la red era muy precaria. Sin embargo, con el paso del tiempo, con su esfuerzo y sus ganas de salir adelante, superó todos los obstáculos.

Hoy es El Padrino de los negocios por internet, el formador de miles de emprendedores en Iberoamérica, el maestro de maestros. De hecho, hoy utiliza las herramientas y los recursos que le brinda la red, sumados a su conocimiento, su experiencia y su vocación de servicio, para educar a nuevas generaciones de emprendedores que, como él, quieren vivir de sus pasiones.

Si tú eres agente inmobiliario, sin importar si eres nuevo en la industria o acreditas una amplia experiencia en el mercado, debes seguir por ese camino. La educación que se convierte en acción, tal y como lo hace Álvaro, es la herramienta de transformación más poderosa que existe. Y tú también lo tienes a un clic de distancia, tienes la oportunidad de ser un referente del mercado.

En el Club de Emprendedores Inmobiliarios (CDEI ) te brindamos todo lo que necesitas para formarte como profesional de calidad, capaz de sobresalir en ese competido escenario que es el mercado. Lo mejor es que ya hay otros emprendedores que lo lograron gracias a lo que aprendieron con nosotros, gracias a las herramientas que les brindamos, gracias al acompañamiento que les dimos.

Un ejemplo de ello es Jean Carlos Álvarez, un joven que durante diez años trabajó en instituciones financieras, pero llegó al punto en al que todos le tenemos pánico: se dio cuenta de que eso no era lo que quería para su vida, de que no era feliz con lo que hacía. Para rematar, a la familia acababa de llegar un hijo y necesitaba generar recursos adicionales que su empleo formal no le permitía.

Comenzó con mucho miedo, como quizás te ocurre a ti, pero cuando dio el primer paso ya nada, ni nadie lo detuvo. Primero compró el programa Vender Casas Desde Casa, luego se inscribió en la Convención de Emprendedores Inmobiliarios de 2017, el evento que le demostró cuál era el camino. Por último, se unió al CDEI y como integrante de esa comunidad ya logró transformar su vida y la de su familia.

Invertir en tu conocimiento no es una opción: en el ​siglo XXI, es un requisito para sobresalir en el mercado, la diferencia entre aquellos que son exitosos y felices en lo que hacen y los que se quedan esperando que del cielo llueva dinero. El éxito y la felicidad son consecuencia directa de tus acciones y decisiones.

​El ​Consejo de Emil

Sin embargo, no fue solo el conocimiento que adquirió, que es muy valioso. Para Jean Carlos, uno de los mayores beneficios fue el networking, es decir, la cantidad de personas que, como él, trabajan en la industria inmobiliaria y ahora se apoyan unos a otros. “Nos veíamos en las redes sociales, pero conocernos nos dio la oportunidad de convertirnos en un equipo y trabajar juntos”.

Jean Carlos ya dejó atrás el miedo que le daba emprender, el temor de que las cosas no salieran como él deseaba. Inclusive, su familia cuestión su decisión y miró con recelo su aventura, pero los hechos y, sobre todo, los resultados, le dieron la razón. Hoy, Jean Carlos transita un camino en el que es feliz y construye una trayectoria como consultor inmobiliario que es ejemplo para otros.

“Hay dos tipos de camino: solo o con un guía. El que se va solo, puede ser que logre sus objetivos, pero se tarda muchos años. Para acortar esa curva de aprendizaje, es importante apalancarse en un mentor, en alguien que lo pueda ayudar. Para mí, esa persona ha sido Emil Montás y conocerlo ha sido una experiencia fabulosa porque me brindó el apoyo que requería para cumplir mis sueños”.

Si Jean Carlos pudo, si otros como él están en camino de transformar sus vidas, ¡tú también puedes! Lo único que necesitas es darte la oportunidad de ingresar a una comunidad como la del Club de Emprendedores Inmobiliarios, en la que no solo tendrás la educación de calidad que requieres, sino el apoyo, los recursos, las herramientas y las estrategias para ser un triunfador.

Estamos en la era del conocimiento y tener la posibilidad de capacitarte en casa, sin tener que desplazarte a otro lugar y saber que no estás solo en este proceso es algo que no se paga con todo el oro del mundo. Si decides ingresar a la comunidad del Club Emprendedores Inmobiliarios tendrás a un clic de distancia un universo ilimitado de privilegios y beneficios.



Comments

comments